Select your country

X

Corbatas para hombre: tipos y combinaciones

Corbatas para hombre

 

Las corbatas para hombre se escogen siempre con la máxima atención, ya que de ellas dependen el aspecto general y el look de una persona. Entre los accesorios más significativos del vestuario de un hombre, la famosa tira de tela llamada corbata (del francés cravate), representa quizás el más importante: el hombre muestra su posición social gracias a las diferentes formas, motivos y colores de la corbata, una tradición que expresa bien los infinitos modelos presentes hoy día en el mercado.

Entre ellos, los grupos principales se constituyen de corbatas a rayas, corbatas con lunares ( a pois), y corbatas con motivos estampados (animales, figuras, flores, ect.). La dificultad está en el combinar las camisas y los trajes entre ellos, operación para nada fácil. La regla general consiste en escoger ante todo la chaqueta ( o el traje), luego la camisa, y sólo al final la corbata, teniendo en cuenta su propio cuerpo y estatura. Recuerda: ¡el resultado final tiene que ser siempre armonioso y bien proporcionado!

 

Aquí tienes una lista con algunas de las reglas para combinar de la mejor manera la chaqueta, la corbata y la camisa:
 

 La corbata tendría que tener por lo menos un color en común con la camisa

 Nunca escoger corbatas con colores más claros que los de la camisa

 Las corbatas brillantes son adecuadas para la noche, y en ocasiones y eventos elegantes, en cambio  las corbatas opacas son preferibles para el día

 Para contextos formales, son preferibles los tonos suaves y las fantasías sobrias; evitar por lo tanto los colores chillones

 Evitar fantasías iguales en el color y el tamaño

 Evitar siempre fantasías llamativas con trajes con rayas diplomáticas

 Tonalidades grises y azules se adaptan bien a cualquier tipo de traje

 La camisa a rayas se combina con una corbata en color liso o con lunares; en cambio, la camisa lisa se puede combinar con una corbata en color liso, siempre que combine con los tonos del traje – o regimental, lunares y fantasías – siempre en armonía con los colores de la camisa y del traje.

 Con camisas a cuadros pequeños es preferible una corbata en color liso del mismo color de los cuadros; si la camisa es de cuadros grandes, al contrario, se desaconseja el uso de la corbata.
 

C'est tout!  Estos simples y breves consejos podrán ayudarte a evitar un papelón: ¡síguelos todos pero sin renunciar a tu personalidad y estilo!